Artículos en la categoría 'Marketing & Empresas'

Difícilmente encontraremos a alguien que no conozca (o haya oído hablar) de Red Bull. Lógico, porque esta compañía austríaca fundada en 1987 y que el año pasado vendió más de 5.000 millones de latas de bebida energética está presente en prácticamente todos los eventos y acontecimientos relacionados con deportes extremos, de riesgo, y con una componente de radicalidad sana que hace soñar a millones de jóvenes y no tan jóvenes.

Y Red Bull, en el fondo, no es más que una bebida energética con algunas variantes (sin azúcar, ediciones especiales). Así que… ¿cómo ha conseguido alcanzar un nivel de notoriedad tan impresionante?

Su éxito se basa en tener las ideas muy claras y ser consecuente con ellas a todos los niveles:

  • La gente quiere divertirse, pasarlo bien, DISFRUTAR. Y si lo consigues, si logras entretener y enganchar a tu público objetivo, las ventas vendrán. No al revés.

  • El marketing de contenidos es clave: no es especialmente interesante hablar de una bebida, pero sí de deporte, música, fiestas… Y estos contenidos sí que apetece compartirlos, viralizarlos, hacerlos circluarr por las redes sociales. El hecho es que, siguiendo esta regla, Red Bull tiene más de 1.2 millones de seguidores en Twitter y 41 millones de fans en Facebook. Y su revista (The Red Bulletin) se distribuye gratuitamente en 5 millones de periódicos… cada mes.
  • Han sabido rentabilizar estos contenidos, comercializándolos: nada es gratis, y menos si lleva el sello Red Bull.
  • Y no es sólo cuestión de calidad: también es un tema de cantidad. Red Bull está en todos lados. Es difícil salir a la calle y no encontrar algún mensaje, anuncio, producto o elemento de merchandising que  nos recuerde que Red Bull nos da alas.
  • Han logrado interpretar los hábitos de consumo de sus usuarios, y el smartphone es un elemento clave de su estrategia: contenidos optimizados, Apps y juegos multiplataforma forman parte de la esencia Red Bull.

Pero todos los elementos anteriores no tendrían el impacto que han alcanzado en estos últimos años si no existiera una estrategia de marca y de comunicación potente, consistente, que aglutinase todos estos factores. Y todos sabemos que contratar a una agencia “convencional” (ya sea de las grandes, de toda la vida, digital…) no nos garantiza un enfoque y esfuerzo al 100% por parte de sus creativos, estrategas o copies, por cuanto tienen que rentabilizar su tiempo dedicándose a gestionar varias marcas.

Por este motivo sus directivos concluyeron que la única manera de triunfar es tener sus propias agencias de publicidad y de medios. Así de simple. Al menos sobre el papel, esta es la mejor forma de tener a un equipo volcado y motivado, dando el 150% por la marca. Y si este equipo lo conforman más de 135 personas cuidadosamente seleccionadas, el éxito está casi asegurado.

Por un lado está la Red Bull Media House (link aquí), su agencia de medios multiplataforma enfocada al deporte, la cultura y el estilo de vida. Creada en Salzburgo en 2007, no sólo ofrece posibles partnerships con otras marcas y eventos, sino que también incorpora su propia emisora de TV y revista impresa. Su  misión es generar contenidos Premium que consigan fascinar al público. Y parece que lo están consiguiendo.

Por otro lado, cuentan con Red Bull Creative (link aquí): 30 creativos sacando humo para conseguir lo mejor a nivel de diseño e ideas rompedoras. También tiene su sede en Salzburgo, y junto con Red Bull Media House conforman un tandem único en el mundo. ¿Quién no recuerda, por ejemplo, el salto desde el espacio de Felix Baumgartner?

Este hito histórico logró aglutinar a 8 millones de personas simultáneamente en YouTube, y el proyecto (denominado Red Bull Stratos) alcanzó un pico a las 2 de la tarde de 194.000 menciones con su hashtag #Stratos. La foto del “aterrizaje” publicada en la página oficial de Facebook fue compartida 29.000 veces en apenas 40 minutos, generando 216.000 “me gusta” y 10.000 comentarios.  Y durante el salto y momentos posteriores, la mitad de los trending topics de Twitter a nivel mundial estaban relacionados con este evento.

Este es un ejemplo, quizás el más espectacular, de un acontecimiento que alcanzó notoriedad de ámbito mundial. Pero son muchos los pequeños (y no tan pequeños) momentos de diversión, admiración y tensión que Red Bull genera día a día, haciendo crecer su imagen e impacto social.

Otra de las lecciones que podemos aprender del caso Red Bull quienes nos dedicamos al marketing es la importancia que tiene dejarse de estereotipos, olvidarse de las “lecciones y principios inamovibles” que aprendimos hace 20 años, y procurar ver el mundo desde una perspectiva totalmente diferente. Por ejemplo:

  • Primero hay que entretener, educar, informar… y luego vender. La gente tiene más información que nunca, por lo que no debemos pensar que las marcas lanzarán su mensaje y el trabajo estará hecho. Más bien al contrario: el comprador potencial es quien tiene el mando. El marketing de contenidos es fundamental.
  • Debemos pensar como si fuéramos editores o gestores de contenidos, no en clave publicitaria pura y dura.
  • Las decisiones de compra y de venta se toman  en tiempo real. Por tanto los anunciantes debemos saber trabajar, actuar, reaccionar y adaptarse en tiempo real. De lo contrario, el consumidor puede darnos la espalda sin contemplaciones si considera que no estamos a la altura de sus expectativas.

_____________________

Fuente: Jeffbulla’s Blog

Etiquetas:
Compártelo:

“Tenemos que estar en Facebook y Twitter”. Esta frase es ya clásica (o lo ha sido en los últimos 3 años) en muchas compañías, grandes y pequeñas, ante el avance imparable de las diferentes plataformas sociales. Es obvio que, si Facebook tiene más de 1.000 millones de usuarios a nivel mundial y es la principal red social en España, nuestra marca debe tener una página allí, ¿no es así? Pues la respuesta puede ser, perfectamente, “no necesariamente”. Intentaré explicar el porqué.

Hace apenas 3 o 4 años, la mayoría de las grandes compañías apostaron por tener presencia en Facebook para poder acercarse a sus clientes (reales y potenciales) de una forma diferente a la tradicional, basada en publicidad, trade marketing, marketing directo, patrocinio, relaciones públicas, etc.

El siguiente paso fue apostar por Twitter, después apareció Instagram, Pinterest robó el corazón de los amantes de la imagen, Google+ no acaba de tirar pero tiene una base de usuarios potenciales muy respetable gracias a la “proactividad” de Google, la opción de Vine de incorporar vídeos está siendo un boom para las mentes más creativas… en fin, suma y sigue.

Ante este panorama, y para evitar desaprovechar recursos, tiempo y presupuestos, las marcas deben tener muy claro cuáles son los objetivos que pretenden alcanzar (notoriedad de marca, lanzar un producto nuevo, vender, interactuar con sus clientes…) y, en base a éstos, establecer una estrategia coherente y con objetivos a largo plazo.

A modo de ejemplo, si nuestro objetivo es principalmente “vender”, debemos tener en cuenta que en los 4 últimos años menos del 0.25% de las ventas online de las grandes marcas se realizan en Facebook. En el caso de twitter esta cifra es inferior al 0.1%.

Ahora bien, las redes sociales, aunque -al menos a día de hoy- no son un canal de ventas relevante salvo en contadas excepciones, son una vía muy interesante de relacionarnos con nuestros clientes de forma interactiva y de transmitirles seguridad y confianza, además de ser clave, por ejemplo, a la hora de generar búsquedas en Google de nuestra marca o empresa. De hecho, según la compañía de investigación L2, de los 10 factores clave correlacionados con niveles altos de búsqueda orgánica en Google, 7 están directamente relacionados con las redes sociales.

Según esta misma compañía, y basándose en el estudio de la actividad en social media de 247 grandes multinacionales, el promedio de plataformas en las que son activas es de 7 (ver cuadro adjunto), siendo Facebook, Twitter y YouTube las más destacadas, seguidas de Pinterest, Instagram y Google+ (en este orden).

La realidad es que aquellas marcas sin presencia en redes sociales, en general, podrían estar perdiendo oportunidades de interactuar con su público y, muy probablemente, sus competidores aprovecharán el terreno perdido. Y, repito, teniendo en cuenta que una estrategia de social media no tiene que ser la adecuada para todos. Quizás las pequeñas y medianas empresas, antes de lanzarse a tener una página de Facebook para mostrar a familiares y amigos (muchas de las cuales no se gestionarán adecuadamente ni se actualizarán al cabo de pocos meses) deberían considerar la opción de tener una buena web actualizada e, incluso, un blog en el que volcar información de interés para su target.

Volviendo al territorio de las marcas y compañías que definitivamente han apostado por las redes sociales, un informe de Business Insider destaca varios puntos clave que vale la pena tener en cuenta:

  • Las marcas necesitan tener un componente social. Aunque es difícil de medir el impacto, hay estudios que indican que los fans en redes sociales de una determinada marca gastan al año mucho más en ella que aquellos que no lo son. Y el 70% de los usuarios de Pinterest reconocen que utilizan la plataforma para inspirarse a la hora de comprar.
  • Twitter supera a Facebook entre las 500 compañías más importantes de Fortune. El 73% de dichas compañías tienen cuentas activas en Twitter, el 66% en Facebook, el 62% en YouTube y un 2% en Pinterest.
  • En base al presupuesto disponible y los objetivos que esperamos alcanzar, es importante escoger una, dos o más plataformas en base a nuestra personalidad y expectativas. No hay que dejarse llevar por las modas, sino por el sentido común y una estrategia coherente.

Y ya por último, probablemente te estarás preguntando cuáles son las marcas de gran consumo más potentes a nivel mundial en cuanto a número de fans en Facebook. Pues aquí tienes la respuesta: Coca Cola lidera el ranking, seguida de Red Bull y Oreo, todas ellas superando ampliamente los 30 millones de fans (y en torno a los 70 millones en el caso de Coca Cola).

_________________________

Fuentes y gráficos: International Business Times / Business Insider

Etiquetas:
Compártelo:

Apenas unos días antes de que Facebook saliera a Bolsa, el gigante automovilístico General Motors anunciaba la cancelación de sus presupuestos de publicidad en Facebook.  Según publicaba el Wall Street Journal, el motivo principal era que “ese dinero invertido no se traducía en más ventas de vehículos”. A partir de aquí, el terremoto: ¿Por qué GM ha tomado esta decisión? ¿Realmente no funciona la publicidad en este soporte? ¿Me estaré equivocando a la hora de contemplar Facebook Ads como una opción interesante para mi marca X o empresa Y?

Teniendo en cuenta que GM es el tercer mayor inversor publicitario de Estados Unidos, es importante no tomarse esta decisión a la ligera e intentar averiguar los motivos, implicaciones e incluso reacciones de sus competidores. Así que vayamos paso a paso.

El presupuesto destinado a anuncios en Facebook por parte de GM era de 10 millones de dólares anuales. Es decir, apenas un 3% de los 300 millones que destina la compañía anualmente a publicidad digital, con Google a la cabeza como principal destinatario. Y si comparamos esos 10 millones con el presupuesto publicitario anual de la compañía (1.830 millones de dólares, nada menos) tenemos una perspectiva algo diferente acerca del peso que Facebook Ads tenía en GM. Aún así, 10 millones sigue siendo una cifra muy respetable bajo cualquier parámetro.

Tampoco hay que olvidar que una cosa son los anuncios publicitarios, y otra muy distinta los contenidos: General Motors continuará invirtiendo 30 millones de dólares al año en generar contenidos en Facebook, como por ejemplo sus páginas oficiales.

Si nos basamos en los argumentos del Departamento de Marketing de GM, la rentabilidad (el famoso ROI: Retorno de la Inversión) era muy baja, derivada -en parte- de la menor efectividad de sus campañas en comparación con Google Ads, con ratios de click through (CTR) del 0,051% en Facebook frente al 0,4% de Google.

La pregunta que nos hacemos a partir de todo lo anterior es: ¿Quién ha fallado aquí, Facebook o General Motors?

La respuesta es sencilla: ambos. Y de forma importante.

General Motors ha cometido errores de ejecución casi de principiantes. Por ejemplo, la falta de una visión global e integral de sus campañas combinada con una ejecución de contenidos mejorable, sin excesivo impacto para sus clientes potenciales. Todos sabemos que la forma de interactuar con las marcas ha cambiado radicalmente desde que las redes sociales forman parte de nuestra vida diaria. Y con ello ha de evolucionar el estilo, el tono, el mensaje, la creatividad… TODO tiene que adaptarse a un nuevo contexto, y ejecutarse con precisión.

Y su principal rival, Ford, ha aprovechado este asunto para proclamar a los cuatro vientos lo bien que les va a ellos invertir en Facebook. Sus incrementos de ventas basados en campañas 2.0 están siendo espectaculares (por ejemplo, un 104% en el caso del Ford Explorer) gracias a una visión holística de sus campañas en redes sociales: publicidad, contenidos impactantes, desarrollo de Apps (como la del Ford Mustang), vídeos… Y como guinda, publicaron en su Twitter oficial un mensaje con carga de profundidad: “Todo depende de la ejecución. Nuestros anuncios en Facebook son efectivos si se combinan estratégicamente con contenidos relevantes e innovación“. Ahí queda eso.

Pero Mark Zuckerberg no debería estar muy tranquilo y dejar pasar este asunto como si nada. Si realmente quiere convertir a su compañía en la mayor del mundo, sus ingresos publicitarios tendrán que crecer exponencialmente. Y para ello, Facebook tiene una serie de limitaciones que, a día de hoy, no le permiten obtener el máximo rendimiento de sus casi 1.000 millones de usuarios. Estos son algunos de ellos:

  • Los formatos publicitarios de Facebook son tremendamente limitados en comparación de los que Google ofrece a sus anunciantes
  • Facebook no ha sido capaz de que sus anuncios se puedan ver en un teléfono móvil. Y si tenemos en cuenta que cada vez más los smartphones son la principal vía de contacto entre marcas y usuarios… Houston, tenemos un problema.
  • Aunque han mejorado bastante en las últimas semanas, las herramientas de análisis de datos de Facebook parecen de juguete comparadas con las que ofrece Google. Y todos los que trabajamos en Marketing y Publicidad sabemos que un buen análisis pre y post es clave a la hora de tomar decisiones.

En definitiva, la decisión de GM no es más que la punta de un iceberg bastante más complejo, con múltiples variables, en el que los distintos protagonistas tienen (tenemos) mucho que decir… y, sobre todo, aprender.


Hoy, 7 de Marzo de 2012, está previsto que Apple presente una nueva versión de su exitoso iPad y, probablemente, alguna que otra sorpresa. Quizás es el momento perfecto para recapacitar y hacer un análisis de la importancia de las marcas en un mundo como el actual, en el que los avances tecnológicos tienen lugar a velocidades de vértigo: a muchos nos da la sensación de que, una vez adquirido el último “gadget”  electrónico, en apenas unos días ya está desfasado.

Brian Solis, uno de nuestros “gurús” de referencia en el mundo de las redes sociales y las nuevas tecnologías, ha publicado un artículo en el que analiza, precisamente, el papel que juegan las marcas en un mundo como el actual.

Unos datos a modo de referencia: analizando la lista Fortune de las 1.000 principales empresas a nivel mundial, entre los años 1973 y 1983 un 35% de las 20 más importantes eran nuevas. Entre 1983 y 1993, esta cifra se incrementó a un 45%. Y entre 1993 y 2003, el 60% de las “Top 20″ eran empresas de nueva creación… Y estamos hablando de las mayores compañías a nivel mundial.

Otro dato: hace 9 meses, 247 Wall Street.com publicó su listado anual de las 10 Marcas que desaparecerán al año siguiente (en este caso en referencia a 2012) y, entre ellas, aparecen nombres como Sony Ericsson, Saab y Nokia.

¿Qué factores pueden estar llevando a cambios tan drásticos? Sin duda, el avance de las tecnologías del que hablábamos al principio está jugando un papel clave, así como una economía que se mueve en constantes fases de crisis e incertidumbre. Precisamente esta incertidumbre se traslada al consumidor, al usuario final que, en medio de todo este bombardeo de noticias, cambios, novedades, tiene que tomar decisiones de forma rápida.

Y es aquí donde la Marca, con mayúsculas, recupera ese papel primordial que tuvo en las épocas doradas del marketing, pero con un “toque” bastante diferente: en el siglo XXI las empresas tienen que evolucionar e innovar de forma permanente, deben adaptarse a los cambios culturales derivados de los nuevos medios de comunicación, y han de “conectar” con el usuario final a base de conocer sus necesidades, preferencias, gustos, capacidad adquisitiva… Es decir, las empresas han de asumir los principios de innovación y adaptación a un cambio continuado del entorno y conseguir que sus marcas se transformen en referencias para su público objetivo.

Y deberán hacerlo combinando la comunicación tradicional con el uso eficaz de redes sociales, tecnologías QR, realidad aumentada, contenidos adecuados a dispositivos muy diversos (smartphones, tablets, portátiles…) De este modo generarán la fuerza, la confianza que el usuario final necesita para tomar una decisión de compra.

Para acabar, volvamos al ejemplo de Apple. Steve Jobs, cuando regresó en 1997 para enderezar el rumbo de la compañía, tenía un segundo objetivo muy claro: darle la vuelta para conectar con sus consumidores. Y no tuvo ninguna duda de que la clave era la fuerza de la propia marca, e introdujo su famoso slogan publicitario “Think Different” (“Piensa Diferente”) que fue utilizado entre 1997 y 2002.

En un vídeo histórico para uso interno que puedes ver a continuación, un joven Jobs destacaba que “vivimos en un mundo muy ruidoso, y va a ser complicado que la gente se acuerde de nosotros. Por tanto, debemos tener muy claro qué es lo que queremos que sepan de nosotros: qué es Apple, qué significa como marca, y dónde encaja en el mundo del que queremos formar parte”. “La esencia de Apple es que creemos en que la gente con pasión puede cambiar el mundo… para mejor”. El resto es parte de la historia de una marca que es ya un icono.

Compártelo:

Es difícil encontrar a alguien (amigo, familiar, compañero de trabajo) que no realice algún tipo de gestión a nivel online en su día a día. De hecho, en los últimos años se está produciendo un cambio significativo en los hábitos de consumo que está derivando en lo que los expertos denominan “el consumidor digital”: aquellas personas que están habituados a trabajar, comprar, relacionarse en un entorno 2.0. Y es clave para las marcas conocer al detalle a esta nueva tipología de consumidor, sus hábitos, preferencias, cómo consumen y compran, con el objetivo de establecer las estrategias de marketing y ventas más adecuadas.

La compañía TNS, líder a nivel mundial en estudios de mercado y consultoría, ha realizado un estudio a partir de 72.000 entrevistas en más de 60 países con objeto de sacar conclusiones prácticas acerca del consumidor digital del siglo XXI. El estudio se denomina “Indice de crecimiento digital”, y puedes descargarlo en formato pdf en este link. Te animamos a leerlo, pues es extremadamente interesante. De hecho te puede ayudar a contestar preguntas como las siguientes: ¿Es internet el medio adecuado para atraer a mi público objetivo? ¿Qué esperan de mi marca? ¿Cómo puedo conseguir que un consumidor se convierta también en prescriptor?

Pero si no tienes paciencia, te vamos a dar un pequeño avance de datos que hemos considerado relevantes:

  • El 47% de los cointernautas españoles habla de marcas online
  • También un 47% de los usuarios de redes sociales admite que “espía” a familiares y amigos
  • El usuario español medio tiene 143 amigos digitales, cifra que se queda lejos de países como Brasil (481 amigos)
  • A nivel mundial, los internautas pasan más de 3 horas a la semana comprando online. Esta cifra alcanza las 5 horas en China
  • Casi 3 de cada 10 ya compra a través del móvil.
  • El 61% de los que escriben online acerca de las marcas lo hacen para alabarlas. El 64% lo hace para aconsejar, y el 53% escribe para quejarse. De hecho, por muchos comentarios positivos que tengamos, un único comentario negativo influye en la imagen de marca. Por ello es fundamental disponer de una estrategia que nos permita reaccionar a tiempo, gestionar la atención al cliente de forma eficaz, y permitir minimizar el impacto negativo de un usuario descontento.

Por supuesto son simples trazos de un estudio que, repetimos, vale la pena leer… o ver resumido en este vídeo:

____________________

Fuente: Estudio TNS Digital Life


El pasado mes de Diciembre, la compañía mBlox (especializada en pagos y transacciones vía móviles) realizó un estudio en Estados Unidos y Gran Bretaña en el que  tomaron parte más de 4.000 jóvenes entre 18 y 24 años. Los datos obtenidos llegan a dos conclusiones clave:

  • En 2012 habrá un crecimiento exponencial de transacciones vía smartphone (lo que comunmente denominamos m-commerce o “comercio móvil”)
  • Las marcas se encuentran en un momento clave para aprovechar y desarrollar acciones de mobile marketing, pues será un canal cada vez más importante a la hora  de conseguir ventas adicionales

Ahora bien, esto no significa que haya que lanzarse a implantar acciones o tácticas por el mero hecho de “estar de moda”: los usuarios y consumidores actuales (y muy especialmente los más jóvenes) son cada vez más exigentes, discriminan lo que quieren y no quieren ver o escuchar, saben dónde encontrar la información que necesitan y, si pensamos que por el hecho de que viven pegados al móvil nuestros mensajes van a ser recibidos con alfombra roja, estamos muy equivocados.

Estos son algunos de los datos más relevantes de este estudio:

  • El 54% cree que es imprescindible tener la opción de recibir o dejar de recibir materiales o mensajes promocionales
  • El 66% no quiere que las marcas sepan dónde se encuentran ubicados (quizás este es uno de los motivos por los que Foursquare o redes similares -con geolocalización-  todavía no han explotado todo su pontencial teórico), mientras que el 30% considera que es importante que las ofertas estén localizadas cerca de su lugar de residencia
  • El 34% ven importante que las ofertas vía móvil sean de marcas que ya han utilizado o comprado con anterioridad
  • El 89% dedican entre 1 y 5 horas diarias a actividades vía móvil (aquí se incluyen todas las tareas: realización de llamadas, sms, navegación, consluta de mail, lectura, etc.) y casi un 10% se pasa entre 5 y 10 horas diarias a estas funciones
  • Un tercio de los usuarios que disponen de un smartphone han realizado (o tiene intención de realizar) compras a través de su dispositivo móvil
  • En cambio, un 27% nunca realizará compras vía móvil por temor a una posible falta de seguridad al realizar la transacción
  • El 56% siente preocupación por la posibilidad de que los datos de su tarjeta de crédito puedan ser robados, y alrededor del 50% teme que alguien pueda acceder sin autorización a sus cuentas y datos personales
  • El 18% prefiere comprar productos vía smartphone antes que hacerlo en una tienda o a través de un PC
  • Por último, a casi un tercio de los encuestados les gustaría que las marcas les enviara promociones a través del móvil

Repasando los datos anteriores, está claro que hay muchos usuarios que muestran una gran preocupación ante las posibles violaciones de su privacidad y seguridad a la hora de realizar transacciones, por lo que tanto las marcas como las compañías especializadas en este tipo de actividades deberán hacer un esfuerzo continuo y casi titánico para, con el tiempo, vencer estas barreras.

También es interesante saber que los usuarios más jóvenes están abiertos a considerar acciones de marketing, promocionales o similares vía móvil… pero siempre que aporten valor añadido: promociones de marcas conocidas, ubicación cercana y, cuanto mejor segmentadas, mucho más efectivas serán.

En definitiva, los jóvenes de 18 a 24 años pasan muchas horas al día pegados a sus teléfonos móviles. Si las marcas son capaces de establecer estrategias especificamente desarrolladas para estos dispositivos y pensando desde una perspectiva de aportar valor y segmentar eficazmente, el potencial del m-commerce y el mobile marketing es enorme.

_________________________

Artículo original: Mashable (incluye infograma en inglés)


Muy probablemente 2012 será el año del “boom” de los vídeos online como elemento clave de éxito en cualquier estrategia de Marketing. Sólo hay que observar los datos para darse cuenta de su importancia creciente:

  • Desde Mayo 2011, cada minuto se descargan 48 horas de vídeo en YouTube
  • En 2011 se han visualizado 3 trillones (sí; trillones) de vídeos en esta plataforma
  • El 71% de los usuarios de internet adultos interactúan con YouTube de alguna forma: visualizando vídeos, cargando y compartiendo contenidos, etc.

Si trasladamos estas cifras al mundo de la empresa, y según un estudio publicado en Forbes Insights, el 65% de los ejecutivos senior toman decisiones de compra después de ver vídeos de una marca o empresa. De hecho, el 83% de estos ejecutivos reconocen que ven muchos más vídeos online que hace apenas un año (y de éstos, el 75% especifican que ven vídeos relacionados con su trabajo con regularidad semanal):

Si nuestra empresa dispone de una web con vídeos, los usuarios permanecerán en ella, en promedio, 2 minutos más que en otras webs similares pero que carecen de contenido audiovisual. Además, los vídeos multiplican por 53 las opciones de aparecer en la primera página de Google.

A raíz de estos números, está claro que los planes de medio se están reajustando para hacer frente a los nuevos hábitos de consumo. Por ello el 65% de los profesionales de Marketing planean destinar a campañas de vídeo online parte de los presupuestos originalmente destinados a campañas de televisión. El motivo es muy sencillo: los vídeos online hacen crecer las ventas.

Un ejemplo para acabar: Old Spice lanzó una campaña en Estados Unidos que fue muy comentada, y el spot estaba originalmente destinado a la televisión. Pero el verdadero éxito lo consiguió en YouTube, con 5,9 millones de visualizaciones en sus primeras 24 horas, 20 millones en 3 días y 1.400 millones de impresiones en 6 meses. El resultado final fue un incremento de ventas del 107%.

En definitiva: 2012 es un año con muchos cambios, y el éxito de un plan de medios puede depender, en gran medida, del peso que dediquemos a esta partida.

________________________

Artículo original: YouTube Killed the TV Star – www.socialnomics.net

Etiquetas: ,
Compártelo:

  • http://gaming.logitech.com/es-es

Buscador

Categorías

Últimos comentarios

Archivo

Enlaces