Artículos en la categoría 'Redes sociales'

Reconócelo: lo primero que haces al despertarte por la mañana es chequear tu cuenta de Facebook, revisar los mails o comprobar si alguien ha retwitteado tu último mensaje y, mientras desayunas, ya tienes claro la fotografía que quieres colgar en Instagram nada más subirte al autobús.

Si lo anterior se acerca a la realidad, ¡enhorabuena! ya formas parte del club de quienes no podemos vivir sin las redes sociales. Quizás el término “adicción” sea algo excesivo en muchos casos (aunque luego veremos que no tanto como pensamos), pero estarás de acuerdo en que un cierto halo de stress, de inquietud, está flotando permanentemente sobre nuestras cabezas en aquellos momentos en los que no tenemos acceso al móvil, tablet o ultrabook.

La cuestión es que los amigos de fix.com han recopilado datos de las últimas investigaciones acerca de cómo afecta a nuestra salud el fenómeno de las redes sociales, y lo han recopilado en una infografía que encontrarás más abajo, o que podrás descargarte en este link. Algunos datos interesantes:

  • El 72% de los adultos que se conectan a internet hacen uso de las redes sociales (dato: Mayo 2013), y dedican unas 23 horas semanales a enviar mails y conectarse a redes sociales o plataformas online de algún tipo. Esto supone el 14% de las horas totales en nuestras vidas…. o más del 20% si dejamos de lado las 8 horas de sueño de media.  Es decir, una quinta parte de nuestra vida la dedicamos a estar “conectados”. Quizás se debe a que el 67% de la gente tiene miedo, literalmente, a perderse algo en caso de no estar atentos a sus dispositivos móviles.

  • Afortunadamente, somos conscientes de que estas cifras no pueden ser buenas. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Salford, el 50% de los 298 encuestados consideran que Facebook y Twitter empeoran sus vidas, y que sus niveles de auto estima se pueden ver claramente afectados (negativamente, por supuesto) cuando se comparan sus “logros” online con los de otros amigos o compañeros.
  • Más datos de este estudio: el 25% de los encuestados tienen problemas en el trabajo o en sus relaciones derivados de confrontaciones online, y más del 50% se quedan muy preocupados cuando no pueden acceder a Facebook o a sus cuentas de mail.
  • Si vamos un paso más allá y entramos en el terreno científico-médico, un estudio de la Universidad de Harvard nos revela que cuando decidimos “abrirnos”, explayarnos en las redes sociales, se activa en nuestro cerebro el Nucleus Accumbens, una región muy importante, precisamente, para el desarrollo de las adicciones (pr ejemplo, se activa cuando se consume cocaína u otras drogas). Y también se activa una zona del cerebro asociada con la sensación de placer; el mismo tipo de placer que tenemos cuando comemos, recibimos dinero… o practicamos el sexo.
  • Otro dato en el que se puede comparar lo que hacemos fuera y dentro de las redes sociales: el 30 – 40% de nuestras conversaciones diarias giran en torno a nuestras propias experiencias. Pues bien, esta cifra crece hasta el 80% en el caso de las redes sociales.
  • Otro estudio realizado por la compañía Boost Media entre 500 jóvenes de 16 a 25 años revela que el 50% de éstos se consideran adictos a las redes sociales, siendo mayor la cifra entre las mujeres. El 68% consultan sus páginas de redes sociales un mínimo de 10 veces al día. Y el 31% permanece “conectado y activo” incluso en el cuarto de baño…
  • Los más jóvenes (de 15 a 19 años) son los más enganchados a las redes con 3 horas diarias.
  • Si nos preguntamos “¿cómo podría suplir esta afición a las redes sociales con actividades más saludables?”, las respuestas son demoledoras: si reducimos un 30% el tiempo que estamos online, tendremos 7 horas libres a la semana para practicar actividades deportivas, por ejemplo. Y estas 7 horas, si las dedicáramos a practicar running, nos permitirían “quemar” el equivalente a 15 hamburguesas con queso en el caso de los hombres, y 13 en el de las mujeres… Este dato seguro que acaba por convencerte de que hay que emitir un auto-SOS y plantearse seriamente hacer balance. De este modo nos daremos cuenta, muchos de nosotros, de que no pasa absolutamente nada si reducimos el tiempo que pasamos online. Es más, muy probablemente saldremos ganando, tanto mental como físicamente.

__________________

Fuente: Fix.com

Etiquetas:
Compártelo:

La tendencia general a la hora de analizar y estudiar las redes sociales es pensar, automáticamente, en personas, individuos: que si Kate Perry tiene casi 50 millones de seguidores en Twitter, Rihanna 85 millones de fans en Facebook… actores, grupos musicales, modelos, gurús y simples ciudadanos de a pie.

Pero la realidad es que también hay muchas otras “entidades” (ciudades, ayuntamientos, poblaciones turísticas…) que se pueden beneficiar de las ventajas de esta -relativamente nueva- modalidad de comunicación, eminentemente interactiva y que se vive en tiempo real.

En este post me voy a centrar precisamente en las ciudades; concretamente en las 31 más importantes del mundo a nivel de sistemas e infraestructuras tecnológicas de información, en base a un estudio de la Universidad de Dusseldorf que se hizo público a mediados de Enero. En este listado están contempladas Berlín, Seúl, Nueva York, París, Tokio, Barcelona, Viena, Sydney, Milán…  Auténticas smart cities del siglo XXI.

Los investigadores tomaron como base del estudio cuatro criterios básicos:

  • Las diferentes cuentas y plataformas oficiales que utilizan cada una de las ciudades: Twitter, Facebook, YouTube….
  • La actividad específica de cada una de estas cuentas en forma de posts, actualizaciones
  • Número de seguidores
  • El nivel de interacción entre las cuentas en redes sociales y la web o webs oficiales de la ciudad

Pues bien, lo primero que observamos es que París, en términos absolutos, es la ciudad con más seguidores: 700.000 fans en Facebook. Y Hong Kong la que mayor número de twitteros tiene, con 650.000.

Berlín es la ciudad más activa, con un promedio de 500 tweets al mes.

En cambio, Barcelona es probablemente la más “cosmopolita” y variada en lo referente a número de redes sociales para conectar con la población: mientras la mayoría de ciudades se centran en una red social para comunicar sus bondades, Barcelona lo hace a través de múltiples plataformas y de forma muy activa: 300 tweets al mes, 70 fotos en Flickr, otras 30 al mes en Instagram, sin olvidar su blog oficial, Youtube y Foursquare, aunque en menor medida.

Y es esta gran actividad la que permite a Barcelona posicionarse en tercer lugar entre las más activas del mundo, sólo por detrás de Berlín (ciudad twitera al 100%) y Seúl, como podrás ver en el gráfico adjunto.

Curiosamente, ciudades tan importantes como San Francisco, Chicago y -sobre todo- Londres son las que cierran la clasificación, por lo que sorprende el poco caso que, al menos sobre el papel, parecen estar dando a las comunicaciones 2.0.

Si te has quedado con las ganas de saber más acerca de este estudio, no te preocupes: puedes acceder al documento en formato pdf (y en inglés) a través de este link.

_______________

Fuente: Government and Social Media: A Case Study of 31 Informational World Cities

Etiquetas:
Compártelo:

En artículos anteriores hemos podido comprobar lo complejo que resulta definir, implantar y desarrollar en el tiempo una estrategia de redes sociales. Los condicionantes a nivel de marca, público objetivo, recursos disponibles y tantos otros hacen que sea prácticamente impensable coger ejemplos que nos gustan, darles un toque de maquillaje, transplantarlos a nuestra marca y esperar a que nos llegue el éxito. Más que nada porque lo más probable es que nos quedemos esperando sentados. Rodeados de telarañas.

Aún así, siempre se pueden obtener lecciones basadas en la experiencia. Probablemente no puedan catalogarse como “reglas”, tal como dice el título; pero sí nos pueden ayudar a pensar, reflexionar y actuar con una base más sólida. Y esto es lo que ha hecho Jeremy Waite, responsable de la estrategia en redes sociales de Adobe para Europa, Medio Oriente y Africa (EMEA). En su blog ha publicado lo que para él son las 80 reglas básicas en redes sociales (en este link). Si tenemos en cuenta que hay cientos de plataformas sociales pueden parecer pocas; no obstante, es muy recomendable tenerlas siempre a mano y leerlas de vez en cuando. Están en versión original (inglés) y si tuviera que destacar algunas, serían estas:

  • Regla 2: El eje central de una estrategia de redes sociales, lo realmente importante, es tu audiencia: ya sean tus consumidores, usuarios, fans o seguidores. Tú o tu marca no lo son. La humildad es clave.
  • Regla 4: Un único usuario activo es MUY importante. En promedio tiene 140 amigos. Y sus amigos tienen 140 cada uno. Por tanto, un contenido de calidad puede llegar, a lo tonto, a millones de individuos casi sin pretenderlo.
  • Regla 5: si habláramos en persona, cara a cara, a nuestros amigos tal como se suele hacer a través de la publicidad en redes sociales, nos enviarían a tomar viento. Y es cierto: no se debe perder la perspectiva favoreciendo textos o frases creativas que, en el fondo, carecen de naturalidad y proximidad.
  • Regla 9: Facebook no tiene porqué ser la respuesta a todos tus problemas. Quizás puede ser incluso contraproducente tener presencia en Facebook. Has de estar donde esté tu audiencia. Probablemente esos blogs, foros o webs a los que no haces ni caso son, en realidad, más relevantes de lo que pensabas.
  • Regla 12: actualiza tu página, o bórrala. Así de sencillo: no vale la pena destinar recursos a algo que, con el tiempo, va a dejar de ser prioritario para ti o tu empresa.
  • Regla 16: La vida media de un tweet son 6-7 minutos; la de un buen post en Facebook de apenas unas horas; no mucho más durará un vídeo de YouTube. En definitiva: las redes sociales ya no son una cuestión de supervivencia de los mejores, sino de los más rápidos.
  • Regla 18: Cuida a tu audiencia. Es 7 veces más económico mantener a un cliente o usuario que adquirir uno nuevo
  • Regla 22: La del 90/10: dedica el 10% de tus esfuerzos a crear gran contenido, y un 90% de tu tiempo a lograr sintonizar con tu audiencia. Este 90% implica hablar, escuchar, preocuparse de lo que dicen.
  • Regla 26: Algunos grandes directivos han aprendido de sus hijos todo lo que saben de redes sociales: hay que tener en cuenta que un teenager típico usuario de smartphone lo consulta unas 150 veces al día, por lo que averiguará la mayoría de cosas antes que tú.
  • Regla 33: El 90% de las start-ups fracasan. Así que dedícate a crear valor y querer a tu audiencia, porque la regla 4 funciona siempre.
  • Regla 34: El 85% de la gente trabajando en social media lleva menos de dos años en el mundillo digital. Por ello hay que tener cuidado con las agencias digitales que surgieron del boom .com y que se reinventaron como especialistas en social media.
  • Regla 38: Twitter no es una red social, nunca lo ha sido. Twitter es una red de noticias e información, por lo que se debe actuar en consecuencia.
  • Regla 43: responde a TODO el mundo que contacta contigo. No discrimines en base a criterios tradicionales. Te equivocarás.
  • Regla 48: El futuro es de los analistas de datos (“data ninjas”, como los denomina el autor): el 90% de toda la información mundial actual se ha generado en los dos últimos años. Así que cualquiera que sea capaz de discriminar entre lo importante y lo irrelevante, vale su peso en oro.
  • Regla 52: Si tu contenido no “funciona” en dispositivos móviles, no sirve.
  • Regla 55: A nadie le importa lo que desayunaste hoy, excepto si eres una marca de comida. Así que olvídate de contenidos irrelevantes.
  • Regla 62: Si replicaste el mismo contenido en tus diferentes plataformas sociales porque no tenías tiempo o recursos, lo tienes claro…
  • Regla 64: Ben Silberman, cofundador de Pinterest, aún guarda las direcciones de mail y teléfonos de sus primeros 5.000 usuarios. Le sigue interesando lo que piensan y les pide su opinión. Esta es la actitud correcta.
  • Regla 71: Tú no necesitas un millón de nuevos “me gusta”: lo que necesitas son 1.000 nuevos clientes.
  • Regla 72: La estrategia de Social Media es lo suficienemente importante como para que no se gestione exclusivamente desde el dpto. de Marketing: ganará muchos puntos si se hace a través de equipos que integren atención al cliente, ventas, soporte comercial, etc.
  • Regla 74: Gangnam Style no fue un éxito viral casual, como se ha llegado a creer: detrás del éxito de este vídeo había un plan de dos años muy elaborado. Por tanto si tu jefe te pide que crees para pasado mañana el próximo éxito viral de YouTube, dimite o pégale una patada donde más duele.
  • Regla 77: Si tu bonus se basa en el número de fans, likes, seguidores, subscriptores o pinners, necesitas cambiar de jefe.

Y si quieres ver las 80 reglas en su versión infográfica de estas reglas (también en inglés) la encontrarás a continuación:

Por supuesto, y tal como ya he comentado antes, no pretenden ser la Biblia, pero espero que las encuentres, cuanto menos, interesantes y útiles.

Etiquetas:
Compártelo:

Una de las grandes controversias que se plantean habitualmente en mi compañía y en tantas otras multinacionales es la de definir una estrategia de social media en función del número de seguidores o fans de una u otra plataforma. A pesar de que ya llevamos unos cuantos años conviviendo en nuestro día a día con las redes sociales (tanto a nivel personal como profesional) es curioso que no hayamos aprendido de nuestros errores, y la apuesta habitual suele ser la de tirar por Facebook, seguir con Twitter, hacer pruebas con Instagram o Pinterest, buscar presupuesto para lanzar un canal propio de YouTube…

Eso está muy bien si lo que se pretende es marcarnos un punto ante un comité ejecutivo que suelen dominar bastante lo de las cuentas de resultados y los ajustes de personal, pero que de estrategias en redes sociales quizás saben lo justo para colgar una foto en su muro y compartirla con los compañeros del club de bridge. Y también denota una falta de conocimiento por parte de los profesionales de marketing responsables de marcar un plan de acción.

Un planteamiento como el anterior tiene, además, bastantes puntos débiles: uno de ellos es la dificultad de gestionar eficamente las diferentes plataformas una vez lanzadas. Hay muchos aspectos a tener en cuenta, como por ejemplo la definición de una estrategia de contenidos relevante y continuada, la decisión de quiénes y cómo se va realizar la gestión del día a día (¿departamento interno o agencia externa?), la estrategia en situaciones de crisis (que no suelen ser tomadas en cuenta con la suficiente seriedad), asignación de presupuestos, medición de resultados y muchas otras.

Pero el punto más importante es uno que ya he dejado entrever en artículos anteriores: no todas las redes sociales sirven para todas las marcas, productos o servicios: no hay una solución standard que se pueda aplicar per se, sino que es importante tomar en consideración muchos factores como son el público objetivo al que nos dirigimos (nuestro target); el tipo de información que queremos comunicar, cómo y cuándo; los objetivos que prentendemos alcanzar: ¿más notoriedad? ¿Ventas? ¿Educación e información? etc. etc. etc. Y la pregunta clave, cuando ya tenemos más o menos claro lo que pretendemos conseguir, es: ¿Qué plan de comunicación debo implementar, cómo se debe integrar la estrategia de redes sociales en dicho plan, y qué plataformas me pueden ayudar a alcanzar los objetivos previstos?

Por este motivo es muy revelador e interesante el artículo de la compañía de investigación Business Insider, “Social Media Demographics: Identity of Each Major Social Network, en el que intenta “dibujar” un perfil, una identidad de las principales redes sociales, para que nos resulte más sencillo determinar si esta o la otra pueden aportarnos valor.

Aunque muchos de los datos hacen referencia al mercado norteamericano, considero que son en general lo suficientemente didácticos y relevantes como para que podamos tomarlos en consideración.

TWITTER

El perfil de los usuarios de Twitter es eminentemente joven: el 30% de los twitteros en Estados Unidos tienen entre 18 y 29 años, y apenas un 5% están por encima de los 65 años. Ahora bien, el tramo de edad entre 55 y 64 es el que está teniendo más crecimiento año tras año, con un 79% respecto a 2012.

Los usuarios son eminentemente urbanos o de áreas metropolitanas, y el uso principal que le dan es para conocer las últimas noticias. Al menos así fue para el 83% de los usuarios en 2012, según Poynter.

Un gráfico interesante es el siguiente, en el que se destacan las zonas en las que se publicaron tweets entre Septiembre de 2011 y Junio de 2013 (los puntos son un resumen de 3.000 millones de tweets entre ambas fechas):

La mejor hora que pueden escoger las marcas para postear es a la de comer, entre la 1 y las 3, entre semana; a partir de las 3 de la tarde del viernes, la actividad cae en picado.

FACEBOOK

El crecimiento de Facebook a nivel mundial se está concentrando en países asiáticos y emergentes: si bien la mitad de los usuarios están ubicados en Norteamérica y Europa, el 29% están en Asia. Y el resto de países están creciendo a un ritmo del 70% anual. Por ello quizás no es tan descabellado el objetivo de Mark Zuckerberg de alcancar una cifra de 5 billones de usuarios frente al 1.1 actual…

El usuario de esta plataforma es, obviamente, bastante joven, y este aspecto condiciona el tipo de publicidad y de marcas que pueden tener más éxito. Marcas de gran consumo como Coca Cola o Red Bull destacan frente a otros segmentos (lujo o servicios), como podrás ver en este gráfico que indica el número de seguidores de algunas marcas líderes en cada una de las 3 principales plataformas.

Un dato a tener en cuenta es que la franja de edad de 45 a 54 años está creciendo a un ritmo del 45% anual, por lo que es un público a tener en cuenta cada vez más.

Facebook, al igual que Twitter o Pinterest, tiene un peso muy importante en los dispositivos móviles: el 66% de la actividad de social media en iPhones proviene de Facebook.

Las mejores horas para postear es, al igual que en Twitter, entre semana de 1 a 4 de la tarde, y la peor es durante los fines de semana, sobre todo a partir de las 4 o las 5, cuando preferimos salir de casa y realizar actividades típicas de un sábado o domingo.

INSTAGRAM

Una red social 100% móvil, nacida en plena madurez y expansión de los smartphones. El 90% de sus usuarios tiene menos de 35 años, por lo que resulta muy interesante para marcas de moda, ocio, entretenimiento…

Aproximadamente la mitad de los 130 millones de usuarios se conectan con dispositivos Android (tablets o smartphones), y el 68% son mujeres.

El 7% de los 544 millons de  fotos que se suben a internet cada día en las 4 principales plataformas dedicadas a compartir imágenes provienen de Instagram, por lo que tampoco es una cifra excesivamente alta, al menos a día de hoy. Pero el tema de vídeo está cada vez más implantado, y está teniendo incluso más éxito que Vine.

LINKEDIN

El principal diferencial es que se trata de una plataforma para usuarios profesionales, que cada vez son más activos: un 63% más de actividad (páginas vistas, principalmente) en el primer trimestre de este año respecto al año anterior.

Los contenidos son clave, si bien el público objetivo es básicamente empresarial, y el 61% son hombres.

A diferencia de las otras redes sociales, los dispositivos móviles todavía no han alcanzado su máximo potencial: sólo el 28% de los usuarios en Estados Unidos accedieron a Linkedin a través del móvil (datos de Junio 2013).

Los mejores días para postear son de martes a jueves, entre las 7 y las 9 de la mañana o a partir de las 5 de la tarde.

GOOGLE+

El 70% de los usuarios son hombres; es el dato más alto de las principales redes. Y más del 50% están entre los 18 y los 24 años. El tramo de edad de 45 a 54 años es, al igual que en Facebook, el que más crece: un 56% este año vs. 2012.

Aunque puede pensarse que Google+ ha sido un fracaso, las cifras pueden hacernos dudar de esta idea: 40 millones de usuarios de PC en Estados Unidos (más que Twitter) y la App de Google+ la utilizan al menos un 30% de los usuarios de dispositivos móviles a nivel mundial. Lo que si es cierto es que el nivel de actividad es bastante más bajo que sus principales competidores.

Tuvo mucho éxito entre los más “techies” cuando nació, y su integración con el resto de productos de Google está siendo clave para su expansión.

La mejor hora para postear en Google+ es entre semana, de 9 a 11; y la peor por la tarde, a partir de las 6.

PINTEREST

Es la red social que más se está beneficiando de la expansión de los tablets: aglutina el 48% de toda la actividad de redes sociales en iPad, una cifra espectacular.

De hecho, el 38% de los usuarios de internet en Estados Unidos entre 18 y 50 años han utilizado Pinterest en algún momento.

Los contenidos relacionados con comida o bebida representan el 18% del total, seguido por temas relacionados con la familia, con un 17%. Y gracias a la posibilidad de resaltar imágenes y links, es la red social más preparada para el comercio online.

Las mejores horas para postear son entre las 2 y las 4 de la tarde, o a partir de las 9 de la noche.

Y estos han sido algunos de los datos más relevantes del estudio de Business Insider. Ciertamente hay que ir mucho más al detalle a la hora de definir una estrategia de redes sociales y escoger una u otra plataforma; pero espero que este resumen te haya servido de base de partida.

____________________

Fuente: Business Insider, Pew Internet, MapBox, Nielsen, Cogent Research, Global Webindex, Poynter

Etiquetas:
Compártelo:

Hace apenas dos semanas se ha dado a conocer a través de Plos One (publicación online centrada en estudios con carácter científico y sin ánimo de lucro)  la investigación más amplia realizada hasta la fecha con el objetivo de conocer las diferencias a la hora de utilizar el lenguaje en función del sexo, la edad y la personalidad de los usuarios.

Hasta ahora, lo habitual era seleccionar una serie de términos o frases más o menos comunes, y realizar un análisis en función de las veces que se utilizan unas y otras.

Lo impresionante de este estudio recién publicado es que no ha utilizado un cuestionario o un listado preestablecido: los 11 investigadores decidieron seleccionar a 75.000 usuarios de Facebook menores de 65 años y analizar, a posteriori, todo lo que publicaron: nada menos que 15.4 millones de actualizaciones de status, a un promedio de 4.129 palabras por usuario y 206 actualizaciones.

A partir de aquí tomó el relevo la labor de los analistas y, a través de complejos modelos estadísticos, obtuvieron resultados muy sorprendentes que reflejan las diferencias en la forma de expresarnos en función de nuestra edad, personalidad, sexo…

Lenguaje en función del género

Para interpretar este gráfico y los siguientes, nos hemos de basar en el tamaño de las palabras o frases: cuanto más grandes, más se identifican con uno u otro segmento.

En este caso, en la parte superior están los términos más utilizados por las mujeres. Palabras como “amor”, entusiasmada”, “ir de compras”, “te quiero”, “mi pelo”, “maravilloso”, “tan feliz”, “cumpleaños”, “novio”, etc. son las que más destacan.

En la parte inferior, la del lenguaje más utilizado por los hombres, destacan sobre todo “fuck” (“follar” en sus diversas acepciones y variantes), “mierda”, “X-Box”, “ps3″, “black-ops” (es decir, muchos térmios relacionados con el mundo del juego y las consolas), “mi mujer”, “futbol”, “batalla”, “lucha”.

Un dato muy curioso: los hombres utilizamos con mayor frecuencia el término “mi”: mi pareja, mi familia, mi novia… mientras que las mujeres hablan más de pareja, marido, familia. ¿Quizás derivado de un sentimiento de posesión que tenemos los hombres?

Lenguaje en función de la edad

En este caso se han dividido los usuarios en función de 4 tramos de edad: 13-18, 19-22, 23-29 y 30-65. Y también son muy evidentes las diferencias.

Por ejemplo, en el tramo más joven destacan los emoticonos, la jerga típica de internet, whatsapp o sms, “colegio”, “deberes”, “mañana”…

En el siguiente tramo (19 a 22) ya se empieza a utilizar el término “fuck” (pues eso) y derivados, así como “semestre”, estudiar”, “clases”, “exámenes”, “campus”, universidad”… Es decir, términos muy relacionados con los estudios y la preocupación derivada de los exámenes, asignaturas, etc.

En el tramo de 23 a 29 años el mundo laboral toma protagonismo con términos como “trabajo”, “oficina”, “día festivo”. Y entran también en escena las bebidas alcohólicas, las relaciones de pareja… Por ejemplo “cerveza”, ” “boda”, “apartamento”, “casa”, “hogar”.

Por último, en edades de 30 a 65 años, la familia y la amistad ocupan un lugar privilegiado, y el lenguaje se suaviza e incluso se introducen términos relacionados con la religión. “mi hija”, mi hijo”, mi familia”. “amigos”, “Dios”.

Lenguaje según la personalidad

El estudio ha identificado cuatro grandes segmentos: introvertidos, extrovertidos, neuróticos y estables emocionalmente.

Los extrovertidos, como era previsible, destacan por utilizar con mayor frecuencia “fiesta”, “nena”, “no puedo esperar”, “chicas”, “te quiero” mientras que los introvertidos parecen encerrarse en un mundo dominado por el ordenador: “anime” (Manga japonés), “Manga”, “internet”, “ordenador” y múltiples emoticonos.

Los neuróticos, en cambio, hablan mucho de “fuck” pero en términos de desesperación e incluso de depresión; “odio”, “mierda”, “cansado de” son algunas de las palabras más repetidas.

Y los emocionalmente estables hablan de “éxito”, múltiples términos deportivos (futbol, baloncesto, entrenamiento…), “día precioso”, “equipo”, “playa”, “olas”.

En resumidas cuentas, parece claro que Facebook y, por extensión, las redes sociales son obviamente un reflejo de una realidad que, a través de este estudio, nos puede hacer reflexionar y entender mejor a quienes nos rodean, tanto en nuestro entorno familiar como profesional. Y también entendernos mejor a nosotros mismos.

______________________

Fuente: Estudio Plos One “Personality, Gender and Age in the Language of Social Media: The Open-Vocabulary Approach

Etiquetas:
Compártelo:

Marcas como Nike, Starbucks, Ralph Lauren, Apple, Walt Disney y tantas otras apuestan fuerte por Instagram, una red social que se basa en fotografías y vídeos de hasta 15 segundos de duración. De hecho, hace apenas 3 semanas dieron a conocer algunas cifras que dan que pensar: 150 millones de cuentas, 16.000 millones de fotos compartidas, 1.200 millones de “me gusta” al día y 55 millones de fotos cargadas diariamente. Y todo ello en un tiempo relativamente corto, pues la compañía fue fundada en Octubre de 2010 y adquirida por Google 19 meses después, en Abril de 2012.

Una de las principales características de Instagram es la posibilidad no sólo de subir fotos, sino de poderlas retocar directamente en el móvil a base de unas herramientas y filtros que han ido evolucionando con el tiempo. De este modo, podemos llegar a sentirnos “artistas” por unas horas, y nuestro ego puede llegar a niveles muy altos cuando vemos que el número de “me gusta” se va incrementeando paulatinamente.

Pero si desde el punto de vista personal Instagram es una vía de escape para el artista que llevamos dentro, ¿cuál es el motivo por el que cada vez más compañías de ámbito global le están dedicando tiempo y recursos?

La compañía TrackMaven analizó todos los posts (fotos y, desde el 20 de Junio de este año, vídeos) de las 123 compañías de la lista Fortune 500 y obtuvo una serie de datos y conclusiones interesantes, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Nike es la marca más exitosa, con más de 2.4 millones de seguidores, seguida de Starbucks con 1.5 millones y FootLocker con 511.000
  • El número de seguidores es directamente proporcional al nivel de interacciones generadas por las fotos (y, actualmente también, por los vídeos). Es fundamental, por tanto, que cualquier estrategia de Marketing tenga claro que los contenidos deben ser relevantes y lo suficientemente impactantes como para generar la reacción de los usuarios y “engancharlos”, fidelizarlos
  • El promedio de “me gusta” por foto es de 2.164 (siempre hablando de las marcas de la revista Fortune) frente a apenas 35 comentarios por imagen. Está claro que es una plataforma en la que la imagen lo es [casi] todo, y el texto o la interacción mediante comentarios queda en un segundo plano
  • Los tres filtros más utilizados son Mayfair, sin filtro e Inkwell, por este orden

  • La utilización de hashtags, al igual que en Twitter, es altamente efectiva: si empleamos entre 4 y 11 por foto, podemos llegar a aumentar en 77 “me gusta” por imagen, en promedio. Esto demuestra que Instagram es una plataforma que fomenta el descubrimiento, pues la gente busca contenidos en base a identificadores (hashtags). Si las marcas los utilizan adecuadamente, el impacto y la notoriedad pueden ser exponenciales
  • A diferencia de otras plataformas en las que la gente postea o cuelga contenidos en una serie de días o franjas horarias determinadas, en el caso de Instagram no hay un patrón claro. Por tanto es una red social 24/7, es decir, abierta a un tráfico intenso las 24 horas del día, y los 7 días de la semana.
  • Una de las principales ventajas es la ausencia de publicidad, que cada vez está más presente en otras redes sociales. No obstante, parece que en breve Instagram se unirá a la tendencia general… una pena, pero la rentabilidad no deja de ser una prioridad para cualquier compañía

En definitiva, Instagram es una red social nacida desde el móvil, y que viene a ser una variante de Twitter pero donde las imágenes reemplazan a los textos: la inmediatez, la facilidad de compartir contenidos, comentarlos y taguearlos son la clave de su éxito, y el motivo por el cual las marcas tienen claro su potencial: ¿Qué hay mejor que acompañar en cualquier momento y lugar a nuestros fans?

_____________

Fuente: TrackMaven Report / Mashable

Etiquetas:
Compártelo:

“Tenemos que estar en Facebook y Twitter”. Esta frase es ya clásica (o lo ha sido en los últimos 3 años) en muchas compañías, grandes y pequeñas, ante el avance imparable de las diferentes plataformas sociales. Es obvio que, si Facebook tiene más de 1.000 millones de usuarios a nivel mundial y es la principal red social en España, nuestra marca debe tener una página allí, ¿no es así? Pues la respuesta puede ser, perfectamente, “no necesariamente”. Intentaré explicar el porqué.

Hace apenas 3 o 4 años, la mayoría de las grandes compañías apostaron por tener presencia en Facebook para poder acercarse a sus clientes (reales y potenciales) de una forma diferente a la tradicional, basada en publicidad, trade marketing, marketing directo, patrocinio, relaciones públicas, etc.

El siguiente paso fue apostar por Twitter, después apareció Instagram, Pinterest robó el corazón de los amantes de la imagen, Google+ no acaba de tirar pero tiene una base de usuarios potenciales muy respetable gracias a la “proactividad” de Google, la opción de Vine de incorporar vídeos está siendo un boom para las mentes más creativas… en fin, suma y sigue.

Ante este panorama, y para evitar desaprovechar recursos, tiempo y presupuestos, las marcas deben tener muy claro cuáles son los objetivos que pretenden alcanzar (notoriedad de marca, lanzar un producto nuevo, vender, interactuar con sus clientes…) y, en base a éstos, establecer una estrategia coherente y con objetivos a largo plazo.

A modo de ejemplo, si nuestro objetivo es principalmente “vender”, debemos tener en cuenta que en los 4 últimos años menos del 0.25% de las ventas online de las grandes marcas se realizan en Facebook. En el caso de twitter esta cifra es inferior al 0.1%.

Ahora bien, las redes sociales, aunque -al menos a día de hoy- no son un canal de ventas relevante salvo en contadas excepciones, son una vía muy interesante de relacionarnos con nuestros clientes de forma interactiva y de transmitirles seguridad y confianza, además de ser clave, por ejemplo, a la hora de generar búsquedas en Google de nuestra marca o empresa. De hecho, según la compañía de investigación L2, de los 10 factores clave correlacionados con niveles altos de búsqueda orgánica en Google, 7 están directamente relacionados con las redes sociales.

Según esta misma compañía, y basándose en el estudio de la actividad en social media de 247 grandes multinacionales, el promedio de plataformas en las que son activas es de 7 (ver cuadro adjunto), siendo Facebook, Twitter y YouTube las más destacadas, seguidas de Pinterest, Instagram y Google+ (en este orden).

La realidad es que aquellas marcas sin presencia en redes sociales, en general, podrían estar perdiendo oportunidades de interactuar con su público y, muy probablemente, sus competidores aprovecharán el terreno perdido. Y, repito, teniendo en cuenta que una estrategia de social media no tiene que ser la adecuada para todos. Quizás las pequeñas y medianas empresas, antes de lanzarse a tener una página de Facebook para mostrar a familiares y amigos (muchas de las cuales no se gestionarán adecuadamente ni se actualizarán al cabo de pocos meses) deberían considerar la opción de tener una buena web actualizada e, incluso, un blog en el que volcar información de interés para su target.

Volviendo al territorio de las marcas y compañías que definitivamente han apostado por las redes sociales, un informe de Business Insider destaca varios puntos clave que vale la pena tener en cuenta:

  • Las marcas necesitan tener un componente social. Aunque es difícil de medir el impacto, hay estudios que indican que los fans en redes sociales de una determinada marca gastan al año mucho más en ella que aquellos que no lo son. Y el 70% de los usuarios de Pinterest reconocen que utilizan la plataforma para inspirarse a la hora de comprar.
  • Twitter supera a Facebook entre las 500 compañías más importantes de Fortune. El 73% de dichas compañías tienen cuentas activas en Twitter, el 66% en Facebook, el 62% en YouTube y un 2% en Pinterest.
  • En base al presupuesto disponible y los objetivos que esperamos alcanzar, es importante escoger una, dos o más plataformas en base a nuestra personalidad y expectativas. No hay que dejarse llevar por las modas, sino por el sentido común y una estrategia coherente.

Y ya por último, probablemente te estarás preguntando cuáles son las marcas de gran consumo más potentes a nivel mundial en cuanto a número de fans en Facebook. Pues aquí tienes la respuesta: Coca Cola lidera el ranking, seguida de Red Bull y Oreo, todas ellas superando ampliamente los 30 millones de fans (y en torno a los 70 millones en el caso de Coca Cola).

_________________________

Fuentes y gráficos: International Business Times / Business Insider

Etiquetas:
Compártelo:

Facebook, Twitter, Linkedin, YouTube, Pinterest, Instagram… plataformas sociales globales, con las que nos sentimos muy familiarizados todos los que estamos habituados a utilizar internet; sin duda, la mayoría damos por descontado que es así en cualquier país del mundo, ¿verdad?

Pues bien, sólo hace falta echar un vistazo a este gráfico de GlobalWebIndex (la mayor compañía a nivel mundial de estudios de mercado 2.0) con datos del segundo trimestre de 2013 para darnos cuenta de que China es no sólo un gigante económico, sino un país con entidad propia en lo que a redes sociales se refiere: 9 de las 20 primeras plataformas son chinas (destacadas en amarillo), y 5 de ellas están en el “top ten” liderado por Facebook.

CHINA IS DIFFERENT

En China no encontramos la versión local de Facebook, Twitter, YouTube ni de tantas otras, pese a que ya existen más de 600 millones de usuarios de redes sociales que harían las delicias de cualquier multinacional o estrategas de marketing a quienes atraigan los retos.

Pero la segunda economía del mundo tiene sus propias reglas, barreras insalvables para las redes sociales occidentales, y que se pueden resumir en dos: factores culturales por un lado, y la censura impuesta por el gobierno por otro.

Un ejemplo de censura es el de Sina Weibo, la plataforma líder de microblogging con más de 500 millones de usuarios y que está obligada a mantener de forma permanente en plantilla (y, por tanto, en nómina) a un equipo de censores que se dedican a analizar cualquier material potencialmente sensible. Y la verdad es que trabajan muy eficientemente: el 5% de los posts controvertidos se borran en los primeros 8 minutos después de ser posteados; el 30% son eliminados en apenas 30 minutos, y el 90% son censurados en menos de 24 horas desde que fueron publicados.

El análisis de los posts se realiza de forma manual, pero también a través de medios automatizados a partir del análisis de palabras clave (keywords), que se van actualizando en función de los acontecimientos del momento. Pero la censura todavía va un paso más allá: aquellos usuarios que postean regularmente acerca de temas considerados “sensibles” por el régimen son monitorizados con especial atención, y sus posts borrados con mayor rapidez.

Y para terminar con este breve análisis preliminar, es importante destacar que el gobierno chino tiene empleados dedicados única y exclusivamente a publicar posts patrióticos y participar en foros y comunidades con respuestas y planteamientos “políticamente correctos”.

CIFRAS Y PANORAMA DE REDES SOCIALES

Dejando de lado temas peliagudos y eminentemente políticos, la verdad es que las magnitudes y cifras de social media en China son descomunales, difíciles de poder asimilar si tenemos en cuenta que se trata de datos de un solo país:

  • El número de usuarios de redes sociales, como ya se indicó anteriormente, es de 600 millones
  • Las diez primeras plataformas aglutinan un total de 3.200 millones de cuentas individuales
  • El 30% de los usuarios tienen entre 26 y 30 años, y el 19% tiene entre 19 y 25; dos públicos clave para cualquier campaña publicitaria que se precie
  • El 91% de los usuarios de internet en China tienen una cuenta en alguna red social, frente al 67% de Estados Unidos
  • El 57% de los usuarios son hombres, frente a un 43% de mujeres
  • Un usuario standard dedica 46 minutos al día a redes sociales
  • Un dato interesante, quizás condicionado por la existencia de censura: sólo el 38% de los usuarios revelan sus verdaderos nombres en redes sociales
  • En promedio, un usuario sigue al menos 8 marcas comerciales
  • El 38% de los usuarios de internet en China toman decisiones de compra en base a recomendaciones de las diferentes redes sociales

Y no, no había olvidado hablar de cuáles son las principales plataformas sociales en China. Para facilitar este análisis, podemos dividir las más importantes en 3 diferentes tipologías:

  1. Similares a Twitter (microblogging): aquí destacan SINA Weibo, un híbrido entre Twitter y Facebook (500 millones de usuarios) y Tancent Weibo (507 millones). A modo de referencia, Tancent es la tercera compañía de internet a nivel mundial, sólo por detrás de Google y Amazon.
  2. Similares a Facebook: en esta categoría estarían Tencent QZone, una web donde los usuarios pueden publicar blogs, compartir fotos, música, etc. (712 millones de cuentas), Tencent Pengyou (259 millones), Renren (la más parecida a Facebook, y dirigida especialmente a estudiantes – 172 millones de usuarios) y Kaixin 001, que básicamente clona las apps de Facebook más populares y las adapta al mercado chino – 113 millones de usuarios)
  3. Similares a Whatsapp: aquí destaca especialmente una, WeChat (antes Tencent Weixin – 300 millones de usuarios); líder destacada y competidora directa de otras plataformas de micro-mensajería como Line o Kakao Talk. Su objetivo es copar el mercado de smartphones, sobre todo el de los usuarios más jóvenes

Además de las anteriores, hay otras no menos importantes como Jiayuan, la web de citas online más conocida con 73 millones de usuarios; o 51.com, dedicada a los fans del gaming y que aglutina a 200 millones de fans. La cuestión es que son cifras apabullantes, que aún lo serán más con la explosión de la telefonía móvil en ese país. Y el hecho de que no haya un sólo líder en cada segmento hace que sea extremadamente complejo para las empresas definir estrategias de comunicación globales, por lo que un enfoque de tipo “fragmentado” es, al menos en estos momentos, más aconsejable.

Definitivamente China es un caso aparte, un fenómeno en plena expansión y que será interesante analizar de cerca. Facebook, Google+ y Twitter seguro que lo están haciendo desde hace tiempo, y ya no sólo de reojo.

______________________________

Fuentes: Understanding Social Media in China – Mc Kinsey / How China Censors Weibo – Business Week / Steven Millward (www.techniasia.com) / 12 Awesome Social Media Facts and Statistics for 2013 – Jeffbulla’s Blog / Otros

Etiquetas: ,
Compártelo:

Los que trabajamos en departamentos de Marketing de empresas multinacionales y queremos introducir cambios estratégicos (léase: “nuevos planteamientos o enfoques”), nos topamos habitualmente con la siguiente frase: “Muy bien, me parece perfecto invertir en redes sociales. Pero… ¿cuál es el ROI comparado con otras posibles acciones?”.

El ROI (Return of Investment, o “retorno de la inversión”) o, dicho de otra forma, la necesidad imperativa de tener que justificar, si o si, un impacto directo en la cuenta de resultados a corto plazo y de forma medible, directa. Y noticias como la de Unilever a principios de año no ayudan a cambiar este hábito. En un artículo que puedes leer aquí, dicha compañía se planteaba transferir recursos de Social Media a actividades de punto de venta (cupones, descuentos, promociones en el lineal) por aportar un ROI hasta un 50% superior.

Y aunque es importante no generalizar ni buscar planteamientos que pretendan justificar el uso de las redes sociales para todos los productos, contextos y marcas, también es fundamental tener en cuenta que no podemos gestionar la comunicación con nuestros clientes de la misma forma que se hacía hace apenas unos años.

El consumidor ya no es un ente pasivo al que le puedes ofrecer descuentos y promociones de las de toda la vida. Éstas están muy bien para alcanzar una cuota de mercado determinada en un momento concreto, pero el resultado final es, habitualmente, una venta de un producto X a un precio menor (el concepto de “pelotazo” es muy habitual cuando de llegar a los objetivos se trata), lo que implica menor margen y una muesca más en el deterioro de la marca.

Lo que el consumidor espera de una marca en un entorno tan complejo como el actual es confianza, interacción, una historia que valga la pena: el contenido es clave, y la forma de transmitirlo también lo es. Y los profesionales de Marketing tenemos que poder afrontar nuevos enfoques, nuevos sistemas para medir el éxito de una u otra campaña, para construir marca. Esto conlleva un planteamiento a largo plazo en el que es fundamental conocer bien nuestro producto o servicio, nuestro cliente, nuestros respectivos valores y factores diferenciales. Una vez llegados a este punto, las redes sociales pueden jugar un papel extremadamente importante complementando e integrándose con el resto de actividades comerciales y de marketing de la compañía.

CASO DE ÉXITO: BÁSCULAS DE PRECISIÓN KERN & SOHN

¿Sorprendido? Lógico. Quizás esperabas que comentara un caso de Samsung, Nike, Starbucks, Oreo… Pues siento decepcionarte. O no. Porque la empresa alemana Kern & Sohn ha roto moldes, y la campaña creada por OgilvyOne UK ha obtenido algunos de los premios más importantes en el mundo del marketing, como el Grand Prix de los DMA Awards 2012 (Direct Marketing Association).

Kern & Sohn fabrica básculas de muy alta precisión. Por tanto, va enfocada a un mercado muy concreto (entidades educativas, científicas) donde el reconocimiento de marca es muy reducido. Ahora bien, Kern & Sohn tiene una USP (proposición de valor única, o ventaja diferencial clara) que quería comunicar para conseguir diferenciarse de sus competidores: partiendo de que la Tierra no es precisamente redonda (más bien tiene la forma de una patata), la gravedad es diferente en función del lugar en el que nos encontramos y, por tanto, el peso de un objeto fluctúa levemente. Y sus básculas son las únicas lo suficientemente sensibles como para tener en cuenta ese factor, por lo que el peso que muestran es 100% exacto.

Así que se pusieron manos a la obra e idearon, junto con la agencia, una campaña que les permitiera dar a conocer este aspecto único de su producto, conseguir notoriedad de marca, visibilidad a nivel internacional y, en última instancia, incrementar sus ventas.

¿Y qué surgió? La campaña del gnomo viajero. Obvio, porque todos sabemos que los gnomos son amantes de los viajes, ¿verdad? Kern & Sohn ideó una maleta conteniendo una de sus básculas y un gnomo llamado Kern que debía ser utilizado como peso de referencia. A partir de aquí, la compañía envió este maletín por todo el mundo y los receptores del mismo debían pesar el gnomo y demostrar, de este modo, la influencia de la gravedad en función de la localización del mismo.

OgilvyOne creó diferentes plataformas para apoyar este experimento: A través de la web www.gnomeexperiment.com se podía enviar la petición para recibir la maleta y pesar el gnomo. La campaña podía seguirse a través de este blog, un verdadero diario de viaje con vídeos e imágenes del gnomo por todo el mundo. Desde el Polo Sur hasta el colisionador de partículas (CERN, en Suiza).

¿Y los resultados?

Probablemente nadie se imaginaba el impacto que iba a tener este proyecto. La cuestión es que alcanzó una audiencia estimada de 355 millones de personas en 152 países. Al cabo de un mes, fue una de las historias top en Twitter, y casi 17.000 webs se linkaron a gnomeexperiment.com, de forma que Kern & Sohn se posicionó en la primera página de Google (antes estaba más allá de las 12) en todos sus mercados principales. A nivel de ventas, éstas se incrementaron más de un 20% y a un coste bastante reducido, por lo que el ROI se estimó en un 1042%.

En resumen, las redes sociales bien gestionadas, con objetivos claros, planes de acción inteligentes, enfatizando aquellos ejes diferenciales respecto a la competencia y el compromiso de todos los niveles y departamentos de una compañía, pueden ser altamente beneficiosas para las marcas.

A continuación podrás ver un vídeo que resume (en inglés) los aspectos más relevantes de la campaña:

_____________________

Fuente: Ogilvy PR, econsultancy.com

Imagen: Ogilvy.co.uk


Facebook es la red social de referencia, y las últimas cifras confirman que, muy a pesar de sus detractores, tiene cuerda para rato: 700 millones de usuarios diarios (de una base superior a los 1.100 millones de personas, de los que más de 820 millones acceden también desde el móvil), 50 millones de páginas, 10 millones de apps, 4.500 millones de “Likes” diarios, 350 millones de fotos cargadas diariamente…

Ahora bien, unas cifras tan apabullantes tienen como contrapartida un exceso de información que, en circunstancias normales, sería muy difícil de digerir por el usuario medio.  Y digo “sería” porque Facebook es consciente de ello, y su prioridad es ir actualizando sus políticas internas de forma continua para evitar que lleguemos a una fase de saturación… con el riesgo de saltar hacia otra plataforma no tan masificada, más novedosa.

Un ejemplo: Facebook estima, en base a sus propios estudios,  que el usuario promedio podría llegar a recibir unas 1.500 historias diarias de todos sus amigos y páginas a los que esté suscrito/a. ¿Te imaginas recibir 1.500 posts al día en tu newsfeed (tu muro, para entendernos)? Para evitarlo, Facebook recurre a Edgerank, un algoritmo basado en diferentes parámetros y criterios que seleccionan, en base a nuestra historia, aquellos contenidos más afines a cada uno de nosotros (si quieres saber más acerca de Edgerank y cómo funciona, entra aquí).

Edgerank es el artífice de que un usuario promedio reciba un máximo de 300 posts diarios. De estos 300, apenas leemos un 57%, pues tenemos por costumbre no desplazarnos hacia abajo en la página en la que estamos (o hacerlo poco). Por ello, algunos de los posts no leídos (un 43%) vuelven a aparecer en nuestro newsfeed algunas horas después, lo que ha permitido incrementar ligeramente el número de likes, comentarios, shares.. Quizás  esto te permite entender, por ejemplo, porqué tus posts no llegan a todos tus amigos, ni tampoco recibes todo lo que ellos publican.

Pues bien, incluso con este “trato de favor” por parte de Facebook, la duración o el impacto de un post es muy corta. La compañía de Social Media Marketing Wisemetrics ha realizado un estudio del que se deriva el siguiente cuadro:

Lo que este gráfico refleja son 3 conclusiones muy relevantes:

  • Número de impresiones (es decir, el número de veces que se muestra una publicación de tu página en otros muros): nuestro post alcanzará el 75% del total en sólo dos horas y media. Y apenas tardará 30 minutos en alcanzar el 50%.
  • Alcance (el número de personas que reciben el post): El 75% de la audiencia de ese post lo verá en menos de dos horas.
  • Engagement (mide el nivel de interacción: por ejemplo, haciendo likes, compartiendo, hablando del post…): el 75% de las acciones tienen lugar durante las primeras 5 horas desde la publicación del post.

En base a estas cifras, está claro que la vida útil de un post es muy corta, de apenas 5 horas. Y las marcas deben tomar buena nota de ello: la creencia de que con uno o dos posts al día era suficiente, es claramente errónea. Una cifra en torno a los 3 – 4 posts diarios es mucho más aconsejable.

Pero no es sólo cuestión de cantidad, sino sobre todo de calidad: debemos estudiar detalladamente nuestro historial de posts (no dejarlo en manos de Edgerank, sería un error), analizar lo que hace la competencia, testar el contenido de los coontenidos que compartimos para determinar cuáles son valiosos (mayor alcance y nivel de engagement), y -muy importante- en qué momento del día postear. Son muchos los factores que condicionan la efectividad de una determinada estrategia en Facebook, por lo que un análisis continuo, detallado y en línea con nuestros objetivos y estrategia nos permitirá tener éxito.

_______________________

Fuentes: “The shelf life of your Facebook posts is shorte than you thought” – Hubspot

Wisemetrics

Etiquetas:
Compártelo:

Es muy habitual encontrarnos a diario con noticias que debaten la credibilidad y/o viabilidad de las principales plataformas de social media. Desde las críticas a Facebook por un futuro incierto al no haber encontrado todavía un modelo de negocio claro, hasta las dudas acerca de la rentabilidad de Instagram, Pinterest, y tantas otras.

Por el contrario, Twitter parece nadar contracorriente, ajena a debates, críticas y controversias. De hecho, siempre que se produce un acontecimiento relevante a nivel mundial, Twitter aparece como la fuente de información más fiable e inmediata. También es la plataforma escogida por aquellos movimientos que luchan contra el “poder establecido”, gracias a su potencial viral y acceso desde cualquier plataforma o dispositivo. Y tras la introducción de la opción de compartir vídeos cortos mediante Vine, han sabido responder a una necesidad que la sociedad reclamaba, y -muy importante- sin perder su esencia.

El pasado 13 de Agosto Twitter demostró los motivos por los que es una herramienta clave para empresas, particulares y todos aquellos que tengan algo que decir: Carl Icahn, inversor financiero mutlimillonario que apenas llevaba 2 semanas en Twitter, publicó un mensaje afirmando que el valor de las acciones de Apple estaban infravaloradas y que, tras una conversación con Tim Cook (CEO de Apple), “algo iba a pasar”. Pues bien, el efecto fue casi inmediato: las acciones de Apple subieron un 3%, lo que equivale a 10.000 millones de dólares. y actualmente están rondando los 500 $ de valor en Bolsa.

En resumen: 140 caracteres que valen (al menos en este caso concreto) su peso en miles de millones, y que también han lanzado a la luz pública a Carl Icahn (actualmente con más de 60.000 seguidores) cuyo lema es simple: “hago dinero estudiando la estupidez natural”.

¿Cómo ha llegado Twitter a alcanzar tal nivel de repercusión en apenas 7 años de vida? Te aconsejo echar un vistazo a este infograma (en inglés) que resume algunos de los datos más prácticos e interesantes para alcanzar un alto nivel de repercusión. Y a modo de aperitivo, unos datos:

  • Twitter nación en Marzo de 2006
  • Actualmente hay más de 500 millones de cuentas (algo menos de la mitad de los que tiene Facebook), de las que 20 millones se estiman que son falsas
  • China es el país con mayor número de twitteros, con casi 36 millones
  • Hasta la fecha se han escrito 170.000.000.000 de tweets (170.000 millones)
  • Hay 200 millones de usuarios activos al mes, un 44% más que el año anterior
  • El número medio de followers por cada usuario de Twitter es de 208
  • Cada día se envían 400 millones de tweets
  • Twitter está disponible en 25 idiomas
  • Un usuario ha publicado 307 tweets en promedio
  • El 60% de los usuarios accede a su cuenta a través de dispositivos móviles
  • La celebridad con más seguidores es, cómo no, Justin Bieber con 42 millones de followers
  • El mensaje más retwitteado de la historia es el de Barack Obama tras su reelección, con 802.624 retweets
  • Número de usuarios utilizando Vine (aplicación de vídeo): 13 millones
  • Número de vídeos publicados diariamente en twitter vía Vine: 12 millones

Viendo estas cifras es fácil entender los motivos que empujan a particulares y empresas a tener una cuenta en Twitter. No obstante, tan importante como abrirla es definir el tipo de contenidos que queremos compartir, los objetivos que se pretenden alcanzar, ser lo más constantes posible a la hora de twittear y definir una línea editorial o un estilo de comunicación. Pero este ya es un tema que analizaremos más a fondo en otro momento.

________________

Fuentes de información: www.expandedramblings.com /www.linchpinseo.com (infograma) /www.soravjain.com

Etiquetas:
Compártelo:

  • http://gaming.logitech.com/es-es

Buscador

Categorías

Últimos comentarios

Archivo

Enlaces