En algún artículo ya he destacado que una estrategia de Social Media no tiene que ir necesariamente ligada a tener presencia activa en todas y cada una de las redes o plataformas “de moda”. El error más habitual, de hecho, es pensar que, si queremos ser alguien en el mundo 2.0, debemos empezar por abrir una cuenta en Facebook,  Twitter, incluso Instagram si nuestros productos son atractivos… Pues bien, no sigas por aquí, pues probablemente te acabarás estrellando tarde o temprano.

En realidad, una buena estrategia se basa, como muchas otras cosas en la vida, en el menos común de los sentidos: el sentido común. Y si tienes experiencia en Marketing, ya sea de la vieja o nueva escuela, sabrás de lo que te hablo.

Para empezar, una estrategia con cara y ojos se debe basar en unos objetivos claros, en saber a dónde queremos llegar. A partir de aquí, iniciaremos una labor de análisis para determinar qué debemos hacer y cuáles son las redes sociales que más nos convienen. Siempre, por supuesto, en base a dichos objetivos.

A modo de ejemplo, analizaremos 5 de las redes sociales más populares, sus ventajas, inconvenientes, puntos fuertes… Facebook, Twitter, Linkedin, YouTube y Google + nos irán muy bien para este análisis, sin olvidar que existen muchas otras opciones, desde Pinterest a Instagram, pasando por Whatsapp, Foursquare, etc. Pero esas 5 son, probablemente, las más populares y las que cubren un espectro más amplio de segmentos y perfiles de población.

FACEBOOK

Parece casi imposible decir “no” a Facebook, la más popular a nivel mundial con más de 1.200 millones de usuarios. Ha triunfado gracias, entre otros aspectos, a su simplicidad y facilidad de uso, la gran cantidad de plug-ins y apps compatibles, y la cada vez mayor aceptación y uso a través de dispositivos móviles, como tablets y smartphones.

Ahora bien, como puntos no tan positivos está el hecho de que Facebook requiere una inversión constante por parte de las marcas que quieran crecer en alcance, número de fans, impacto. Quedan atrás los tiempos en los que un buen contenido y una estrategia de posts consistente en el tiempo podían ser suficientes para impactar de forma óptima en nuestro público objetivo. Ahora ya es otra historia, y este “alcance orgánico” de nuestra página (es decir, el conseguido sin realizar ningún tipo de inversión publicitaria) está siendo frenado, y lo será aún más: las tácticas que hicieron de Facebook la plataforma preferida de muchas empresas dejarán de ser eficaces.

TWITTER

Los desarrolladores de Twitter se han puesto las pilas ante la avalancha de competidores a los que se tiene que enfrentar, algunos de ellos nacidos en Asia. Por este motivo han surgido iniciativas como las Twitter Cards, que promueven los contenidos multimedia e interactivos como herramienta de “captación” de usuarios objetivo. Últimamente han introducido también opciones de comunicación en tiempo real, a modo de los chats de Facebook; y por supuesto hay nuevas y diversas opciones para las marcas en lo que a soportes publicitarios se refiere.

Pero no todo es tan sencillo: intentar resumir mensajes relevantes en apenas 140 caracteres no es tan sencillo como parece. Y si además -al igual que con Facebook- Twitter nos anima a invertir en publicidad si queremos tener más visibilidad y llegar a nuestro público objetivo, nos volvemos a topar con la obligación de destinar un presupuesto publicitario que era innecesario hace apenas unos años.

YOUTUBE

La red social por excelencia para contenidos audiovisuales. Hay otras muy interesantes, como Vimeo, pero YouTube tiene un plus adicional: es propiedad de Google, el gigante del que parece depender todo lo que se mueve en internet, para lo malo, pero también para lo bueno.

Compartir vídeos puede significar subir en los rankings de búsquedas. Y si además linkamos nuestra web, blogs e incluso nuestro perfil de Google a nuestro canal YouTube, seguramente mejorará mucho nuestra visibilidad online, y de forma muy rápida.

Pero no es oro todo lo que reluce: por ejemplo, cuanto más largo es un vídeo, menos opciones de que el usuario lo vea o, al menos, lo vea entero. Lo mismo pasará si es aburrido, o poco optimizado de cara a nuestro público objetivo que, por otro lado, puede subir comentarios negativos con una facilidad pasmosa.

Por este motivo debemos tener en cuenta que lso primeros 8 segundos son clave para “enganchar”. Si no ocurre nada interesante en ese primer tramo, perdeeremos audiencia automáticamente. Y eso sin olvidar que producir un vídeo puede ser caro, tanto a nivel de inversión en producción y creatividad como de tiempo dedicado. Porque no pensarás que un sólo vídeo será suficiente para mantenerte en la cresta de la ola, ¿verdad? Pocas son las execpciones en este sentido: lo habitual es tener que desarrollar y lanzar diferentes vídeos con continuidad en el tiempo.

LINKEDIN

Esta red originalmente dirigida a profesionales es perfecta para crear una red de contactos; y de cara a las marcas es perfecta para destacar y darmnos a conocer en nuestro segmento o categoría de productos o servicios. Esto es especialmente relevante para aquellas marcas que se dirigen a usuarios como empresas, y no tanto por aquellas que desean impactar al usuario final.

Ahora bien, Linkedin tiene dos imitaciones importantes: por un lado, la plataforma publicitaria está anclada en el pasado, se basa en una columna a la derecha de la página que pasa desapercibida para la mayoría de usuarios.

Y por otro lado no han sabido encontrar -¡curiosamente!- una fórmula para que las páginas corporativas tengan amplia visibilidad e impacto.Están trabajando en ello pero, de momento, es su gran asignatura pendiente.

GOOGLE+

Mucho se ha hablado de Google+, y no precisamente de forma positiva. Ahora bien, si se utiliza correctamente, puede ayudar a nuestra marca a alcanzar niveles muy importantes de notoriedad, especialmente para aquellas marcas de ámbito global, internacional. Y qué decir de los Hangouts… una opción fantástica para comunicarse con otros usuarios.

Pero aunque parezca mentira, el gran problema de Google+ es el desconocimiento general de cómo utilizarlo, de cómo beneficiarse de una plataforma teóricamente tan interesante. Y como se suele decir, “en casa de herrero cuchillo de palo”: Google Analytics es una muy buena herramienta de análisis… excepto en lo que a Google+ se refiere.

CONCLUSIONES

En base a lo anterior, está claro que nada es gratuito en estos momentos en lo que a redes sociales se refiere. A medida que van ganando peso respecto a medios de comunicacion tradicionales (como puede ser la TV, radio, prensa, etc.) es evidente que hay que invertir, tanto a nivel de contenidos como de recursos publicitarios. Y no todas las marcas estan en disposición de afrontar este reto. Así que sólo te puedo aconsejar que, como decía al principio, establezcas una estrategia clara basada en objetivos y metas alcanzables. A partir de aquí, analizar, analizar, analizar. Tomar una buena decisión bien merece el esfuerzo, ¿no crees?

_____________________

Fuente: www.t2social.com

Etiquetas:
Compártelo:

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Website

Comentario


cinco − = 4

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?


  • http://gaming.logitech.com/es-es

Buscador

Categorías

Últimos comentarios

Archivo

Enlaces