Ahora que se acaba de celebrar la ceremonia de los Oscar, es el momento perfecto para cerrar los ojos e imaginar lo que podría ser el guión de una película de terror: estás cómodamente sentado en el avión, 9 horas por delante y con ganas de descansar, escuchar música o, simplemente, conectar el portátil y trabajar un poco. De repente, nuestro vecino del asiento 14E se dirige a ti y empieza a preguntarte por tu trabajo. Por tu familia. Por los motivos de tu viaje. Por dónde has comprado esa camisa que parece tan cómoda. Ante la posibilidad de parecer maleducado, decides sonreir y contestarle de forma superficial pensando que todo acabará allí… pero no: el vecino empieza a desgranar una a una sus penas, sus dramas personales, esas historias por las que nadie le ha preguntado pero que no dejan de fluir de su boca… y así durante horas.

Por supuesto esta es una situación exagerada pero que, en realidad, no dista de situaciones en las que nos hemos encontrado alguna vez quienes solemos volar con frecuencia.

Por fortuna, aquí está KLM para intentar que el tiempo de vuelo sea lo más gratificante y, por qué no, provechoso posible. Para ello ha creado un programa denominado Meet & Seat (podría traducirse por “Conocerse y sentarse”) en el que el viajero puede compartir detalles personales o profesionales de sus perfiles en Facebook o Linkedin y hacer uso de esa información para seleccionar sus “compañeros” de vuelo.

El funcionamiento es muy sencillo: a través de la web del programa Meet and Seat de KLM seleccionamos y filtramos los detalles que queremos compartir. A partir de ese momento, en la propia pantalla podrás ver los asientos y perfiles personales de otros viajeros que también han decidido participar en el programa, de modo que podremos escoger un asiento junto a alguien con quien, en principio, compartimos intereses comunes.

Por supuesto, uno de los temas clave es el de la privacidad: por ello, para garantizar la confidencialidad, todos los datos son borrados a las 48 horas de haber despegado.

De momento es una opción limitada a reservas con un pasajero y vuelos que parten de Amsterdam con destino Sao Paolo, Nueva York y San Francisco. Pero si finalmente tiene éxito, sin duda se ampliará a otros destinos… y otras aerolíneas acabarán por implantar sistemas similares. La cuestión es diferenciarse ofreciendo servicios de valor añadido en un mercado tan complejo y competitivo como es el de las aerolíneas.

Etiquetas:
Compártelo:

Escribe tu comentario

Nombre *

Email *

Website

Comentario


ocho − = 0

No hay comentarios todavía, ¿te gustaría ser el primero?


  • http://gaming.logitech.com/es-es

Buscador

Categorías

Últimos comentarios

Archivo

Enlaces