Escenas típicas de un día cualquiera: alguien entra en una tienda, en un restaurante o simplemente está paseando por la calle y, de repente, saca del bolsillo su iPhone para disparar una ráfaga de fotos desde todos los ángulos: el plato de comida, un escaparate, una lámpara curiosa, un edificio, un perro con jersey de colores … Inmediatamente empieza a teclear de forma frenética durante unos minutos y, finalmente, sonríe tranquilo.

¿Te identificas? De hecho, suele ser la sonrisa de quien ha convertido una imagen cotidiana en lo más parecido a una obra de arte que se puede conseguir en apenas 5 minutos mediante alguno de los programas de edición que podemos encontrar en la app store del iPhone. Y si, además, la imagen se comparte en Instagram y la gente empieza a decirnos lo mucho que nos gusta, la satisfacción ya es completa.

Instagram es, probablemente, el fenómeno social más interesante desde que se lanzó Facebook. Una plataforma que nació hace apenas año y medio (Octubre de 2010) y que ha sabido aprovechar la comodidad de tener una cámara de fotos al alcance de la mano y nuestros deseos de compartir momentos y sensaciones con nuestros amigos y conocidos de forma inmediata. ¿El resultado? 14 millones de “instagramers” a nivel mundial en Diciembre de 2011, con 2 millones de nuevos usuarios al mes gracias al éxito del iPhone 4S.

Si tenemos en cuenta que, de momento, sólo está disponible para usuarios de Apple y no de Android, sin duda estamos ante la red social móvil más importante que existe actualmente y que superará (si no lo ha hecho ya) a su competidor más directo, Forsquare.

¿Cuáles son las claves del éxito de Instagram? En el artículo de Jeffbulla’s Blog que puedes encontrar aquí (en inglés) destacan 3 motivos:

  • La obsesión de la gente por sacarle todo el jugo posible a su iPhone
  • La dinámica que ha generado Facebook en los últimos años, gracias a la cual estamos acostumbrados a compartir sentimientos, pensamientos y múltiples contenidos con amigos, familiares y conocidos de una forma espontánea y abierta
  • La facilidad que tenemos para poder tomar una foto gracias a la cámara de un móvil o smartphone que, además, tiene conexión a internet

Y si a todo ello le sumamos la opción que nos ofrece Instagram de utilizar alguno de sus filtros y dar rienda suelta a nuestra creatividad… la fórmula del éxito está asegurada. Sin olvidar, por supuesto, la posibilidad de compartir contenidos vía Facebook, Twitter, Foursquare, Flickr, etc.

Por último, y como no podía ser de otro modo, las empresas están cada vez más convencidas del potencial de Instagram para poder incrementar la notoriedad de sus marcas, productos y servicios. Los profesionales de Marketing estarán, sin duda, obligados a introducir esta variable en su mix de Social Media junto con Facebook, Twitter, YouTube, Linkedin… Un panorama más complejo pero, sin duda, mucho más interesante para quienes disfrutamos con el fenómeno de las redes sociales.

Obviamente estamos todavía en una fase muy incipiente, pero en el mismo artículo al que hacía referencia unas líneas más atrás, podrás encontrar 3 casos de éxito muy interesantes: el del prestigioso chef británico Jamie Oliver, el caso de Starbucks y, por último, Burberry.


  • http://gaming.logitech.com/es-es

Buscador

Categorías

Últimos comentarios

Archivo

Enlaces