La tendencia general a la hora de analizar y estudiar las redes sociales es pensar, automáticamente, en personas, individuos: que si Kate Perry tiene casi 50 millones de seguidores en Twitter, Rihanna 85 millones de fans en Facebook… actores, grupos musicales, modelos, gurús y simples ciudadanos de a pie.

Pero la realidad es que también hay muchas otras “entidades” (ciudades, ayuntamientos, poblaciones turísticas…) que se pueden beneficiar de las ventajas de esta -relativamente nueva- modalidad de comunicación, eminentemente interactiva y que se vive en tiempo real.

En este post me voy a centrar precisamente en las ciudades; concretamente en las 31 más importantes del mundo a nivel de sistemas e infraestructuras tecnológicas de información, en base a un estudio de la Universidad de Dusseldorf que se hizo público a mediados de Enero. En este listado están contempladas Berlín, Seúl, Nueva York, París, Tokio, Barcelona, Viena, Sydney, Milán…  Auténticas smart cities del siglo XXI.

Los investigadores tomaron como base del estudio cuatro criterios básicos:

  • Las diferentes cuentas y plataformas oficiales que utilizan cada una de las ciudades: Twitter, Facebook, YouTube….
  • La actividad específica de cada una de estas cuentas en forma de posts, actualizaciones
  • Número de seguidores
  • El nivel de interacción entre las cuentas en redes sociales y la web o webs oficiales de la ciudad

Pues bien, lo primero que observamos es que París, en términos absolutos, es la ciudad con más seguidores: 700.000 fans en Facebook. Y Hong Kong la que mayor número de twitteros tiene, con 650.000.

Berlín es la ciudad más activa, con un promedio de 500 tweets al mes.

En cambio, Barcelona es probablemente la más “cosmopolita” y variada en lo referente a número de redes sociales para conectar con la población: mientras la mayoría de ciudades se centran en una red social para comunicar sus bondades, Barcelona lo hace a través de múltiples plataformas y de forma muy activa: 300 tweets al mes, 70 fotos en Flickr, otras 30 al mes en Instagram, sin olvidar su blog oficial, Youtube y Foursquare, aunque en menor medida.

Y es esta gran actividad la que permite a Barcelona posicionarse en tercer lugar entre las más activas del mundo, sólo por detrás de Berlín (ciudad twitera al 100%) y Seúl, como podrás ver en el gráfico adjunto.

Curiosamente, ciudades tan importantes como San Francisco, Chicago y -sobre todo- Londres son las que cierran la clasificación, por lo que sorprende el poco caso que, al menos sobre el papel, parecen estar dando a las comunicaciones 2.0.

Si te has quedado con las ganas de saber más acerca de este estudio, no te preocupes: puedes acceder al documento en formato pdf (y en inglés) a través de este link.

_______________

Fuente: Government and Social Media: A Case Study of 31 Informational World Cities

Etiquetas:
Compártelo:

  • http://gaming.logitech.com/es-es

Buscador

Categorías

Últimos comentarios

Archivo

Enlaces